Jan Kopecký está trazando con inteligencia la que puede ser su segunda victoria en los serpenteantes tramos de su país. El piloto de Skoda está trazando una estrategia conservadora, apretando cuando toca y marcando un ritmo crucero el resto del tiempo sobre unos tramos que están de "mírame y no me toques" debido a la aparición de la lluvia.