Nadie ha querido perderse la cita ferrolana puntuable para el campeonato de España de Rallyes de Asfalto, para el Súper campeonato de rallyes y para el Tour European Rally. Más de 90 equipos han decidido tomar parte en esta prueba, con lo más granado del nacional y con los más representativos de la comunidad gallega, augurando una prueba con un buen puñado de aspirantes a la victoria general y de los distintos grupos, categorías y copas.

 

 

Después de completar una más que satisfactoria temporada a bordo del Citroën DS3 R5, con el que Roberto Blach logró subirse a varios podios y acumular experiencia y buenos resultados en cada una de las pruebas disputadas, el equipo ha conseguido, tras muchas semanas de intenso trabajo para sacar adelante un proyecto deportivo ambicioso, que el joven piloto arteixán se suba de nuevo a un vehículo de dos ruedas motrices. 

 

 

No hubo suerte. A pesar de dominar en prácticamente todos los tramos, el piloto de Pravia José Antonio “Cohete” Suárez y su copiloto, Alberto Iglesias Pin, se tuvieron que conformar con la cuarta posición final en la 53ª edición del Rallye Ourense Termal, prueba que daba el banderazo de salida al Campeonato de España de Rallyes de Asfalto.

 

El nuevo Hyundai I20 R5 del equipo Ares Racing sumó en Ourense su primer podio del certamen nacional, en una carrera en la que la dupla gallega peleó con tesón de principio a fin. El piloto de Cambre afincado en Carral, se mantuvo fiel a su gran regularidad; aunque la distancia con sus principales rivales en la cita ourensana fue algo superior a lo esperado, supo mantener la cabeza fría para acabar sumando un segundo puesto merced al pinchazo del segundo clasificado en la última especial.