Surhayén Pernía y Rogelio Peñate han vuelto a Galicia para participar los próximos 20 y 21 de julio en el Rallye de Ferrol. Más allá de ser el sexto de los once asaltos de la temporada, con él se da por terminado el primer bloque de pruebas del que hay que retener los cuatro mejores resultados. Es decir, una vez termine la tercera y última cita gallega del CERA 2018, los equipos podrán tener una imagen real de su situación en este certamen.

 

 

El Campeonato de España de Rallyes de Asfalto celebrará su sexta prueba de la temporada, donde los vehículos de la categoría R2 tendrán una presencia muy importante, ya que la cita departamental será puntuable para la BKR2 Junior, donde Roberto Blach. está peleando por los puestos de pódium y para la copa monomarca de Peugeot, que lidera el joven arteixán tras la disputa de las dos primera citas en territorio luso.

 

 

Con el plazo de inscripciones cerrado, ya se puede saber que al final serán 76 los equipos que tomarán parte en el 49 Rallye de Ferrol. Se trata de todo un éxito, superando la participación habida los últimos años. Y es que nadie se ha querido perder la cita, estando entre los equipos participantes los principales pilotos del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto (CERA).

 

 

La marca Kia y el piloto asturiano Ángel Paniceres unen sus fuerzas para afrontar el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto dentro de la categoría N5 con un Kia Río, con el que la marca coreana volverá a tener presencia en el mismo. En cambio para Paniceres esta será su sexta temporada consecutiva en el nacional de rallyes en el que ostenta cuatro títulos de piloto Junior.

 

 

El Rallye de Ourense no ha sido, ni mucho menos, como esperaban Surhayén Pernía y Rogelio Peñate. Una salida de carretera en el sexto de los diez tramos de esta quinta prueba del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto ha dado al traste con el trabajo de preparación llevado a cabo a lo largo de esta semana. En ese momento eran cuartos de la general y tenían a su alcance una tercera posición que habría colmado sus expectativas en esta segunda cita gallega de 2018.

 

 

La climatología se convirtió en clara protagonista de la 51º edición del Rallye de Ourense, cuando desde el inicio, con los pilotos ya camino de los tramos de A Peroxa y Toen con los que se iniciaba la prueba gallega, la lluvia comenzaba a caer, convirtiéndose la elección de neumáticos en toda una lotería. Tras marcar el mejor tiempo con su Hyundai i20 R5 en el tramo de calificación disputado en la mañana del viernes, José Antonio Suárez elegía salir en primera posición a los 4 tramos que componían la jornada inicial de Rallye.

 

 

El Campeonato de España de Rallyes de Asfalto llegaba a Galicia y, a pesar de que tradicionalmente el Rallye de Ourense se ha disputado bajo unas condiciones de sol y claro, esta temporada las tormentas y el agua marcaron el devenir de la 51 edición de la cita ourensana. La incertidumbre con la monta de neumáticos fue una constante durante toda la prueba, algo en lo que en esta ocasión el equipo Ares Racing estuvo acertado en todo momento, lo que hizo que marcaran el mejor tiempo en seis de los diez tramos disputados.