Tras una temporada poco fructífera para el equipo francés, la estructura capitaneada por Yves Matton ha confirmado sus pilotos para 2018. Kris Meeke seguirá siendo el jefe de filas, pues será el norirlandés el que dispute las trece citas de las que consta el WRC.

 

Ganador en México y España, Meeke ha estado lejos de los que se esperaba de el esta temporada, al igual que el propio equipo, no en vano, han sido los últimos en el campeonato de marcas.

Como escudero de Kris estará Craig Breen, quien se sentará a los mandos de la segunda unidad del C3 WRC en diez citas del Campeonato, dejando los rallyes de México, Francia y España para permitir a Sébastien Loeb regresar a la escena del WRC. 

Breen finalizó quinto en seis ocasiones este año y Matton cree que el irlandés puede repetir con regularidad el ritmo que le valió su primer podio en Finlandia en 2016. Matton apostará por una alineación de dos coches en la mayoría de las pruebas, aunqueq el patrón del equipo, Khalid Al Qassimi, disputará varios rallyes no especificados en un tercer C3.

Esta nueva alineación de pilotos en el equipo galo deja fuera de la primera línea a Lefebvre. El joven francés seguirá bajo la tutela de Citroën, pero lo hará en el WRC-2, corriendo con el nuevo C3 R5.

 

Alberto Novoa.