El piloto local, Miguel Fuster, acompañado por Nacho Aviñó como copiloto disputarán la carrera de casa estrenando una nueva unidad del Renault Clío N5, preparada por RMC, con la que el de Benidorm pretende dar espectáculo en la prueba luchando por estar en los puestos de cabeza. Esta nueva unidad del equipo oficial Renault Sport España se suma a la que ya llevase Fuster en los rallyes que ha disputado esta temporada, que es esta ocasión será pilotada por Alberto Monarri, aumentando la competitividad de la categoría N5. 

 

 

Elfyn Evans conseguía con el Ford Fiesta WRC de M-Sport su primera victoria en el Campeonato del Mundo FIA de Rallyes, cimentada desde el primer día de carrera y después de ser líderes desde el segundo de los 21 tramos disputados. No obstante, su triunfo quedaba un poco eclipsado por el quinto título mundial consecutivo de pilotos y copilotos logrado por los franceses Sébastien Ogier y Julien Ingrassia, que además aseguraban en esta penúltima prueba de la temporada otro título más, el de Constructores, que es para el equipo M-Sport World Rally Team, por primera vez en su historia, si bien utilizan coches bautizados como Ford.

 

 

A Surhayén Pernía y Carlos del Barrios les ha tocado vivir el lado amargo de las carreras este fin de semana. Los de Hyundai Canarias han abandonado el 38 Rallye Santander Cantabria, octava de las diez pruebas de las que consta el calendario de la temporada 2017 del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto. Los cántabros marchaban líderes de la clasificación y se preparaban para lanzar su ataque en el TC Plus y reafirmar así esa posición de privilegio. Una salida de carretera en una zona en la que el asfalto estaba muy sucio dañó el frontal del Hyundai i20 R5 y no pudieron continuar.

 

 

Los equipos del Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA han comenzado ya  a configurar sus formaciones para 2018, y tras Hyundai, que anunciaba el fichaje de Andreas Mikkelsen, ahora le ha tocado el turno a Toyota, quien se hace con los servicios del rápido piloto estonio Ott Tänak.

 

 

¡Menudo rallye!. Sería la descripción perfecta para lo acontecido hoy sábado en tierras cántabras. Elección de neumáticos, piso deslizante, tramos complicados... y en juego nada más y nada menos que el título nacional de asfalto. Y es que en una jornada tan complicada, y selectiva, como suele ser siempre el Rallye Santander Cantabria, estaba mucho en juego para todos los equipos y a la postre el certamen nacional de asfalto quedaba sentenciado. 

 

 

El primer tramo del día era uno de los neutralizados, por lo que la Copa comenzaba en el segundo. Allí Cortés marcaba el scratch con 4,5 de ventaja sobre Alfredo Tamés y 5,1 sobre Alberto Monarri. En el siguiente Cortés volvía a ganar mientras que la segunda pasada por Barcenilla-Vega también era neutralizado. La mañana finalizaba con el liderato de Cortés, Monarri era segundo a 12,4 mientras que Tamés se encontraba a una sola décima del madrileño. Por detrás se encontraban Diego Félix, Fernando Rico, Juan Mañá, Marcos Canedo, Javier Andrade, José Luis Carrera, Esteban Vallín se encontraba hundido en la clasificación tras ponérsele el coche en modo avería en el segundo tramo mientras que Diego Rumbo cerraba la clasificación.

 

 

El piloto de Cambre, Iván Ares, aprovechó su primer match-ball para sumar su primer entorchado nacional de rallyes, tras una jornada de mucha incertidumbre en los tramos, en los que la lluvia y el estado de los tramos hizo que durante toda la jornada tuvieran que tomar muchas precauciones para no cometer ningún error que pudiera comprometer su resultado en la cita cántabra.