Casi sin descanso, el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto vuelve a desplazar a los equipos por el territorio nacional; en esta ocasión, con la celebración del Rallye La Nucía, que se disputará integramente en la jornada del sábado 7 de noviembre, pues el viernes los equpios tan solo realizarán el shakedown con el que poner a punto sus monturas ante esta importante cita en el devenir del certamen nacional.

 

Sólo unos días después de haber acaparado el protagonismo del Rallye Terras d'Aboboreira, correspondiente al Campeonato de Portugal de Rallyes, donde su Ford Fiesta R5 MkII fue la referencia con Adrien Fourmaux, piloto oficial de M-Sport Ford en WRC 2, la formación cántabra encadena un nuevo compromiso deportivo por tercera semana consecutiva, vinculado nuevamente al Campeonato de España de Rallyes de Asfalto; esta vez, junto a otro de los jóvenes talentos por los que está apostando también la formación británica: Jan Solans, vigente campeón del Junior WRC.

 

El Rallye Princesa de Asturias volvió a demostrar su dureza este fin de semana, enfrentando a los equipos a unos tramos muy deslizantes y complicados. Entre ellos, destacó la participación del joven piloto de Arteixo, Roberto Blach, que en la fórmula promocional de la Real Federación Española de Automovilismo sumó un segundo puesto que lo mete de lleno en la pelea por la victoria tras las dos citas disputadas.

 

Fin de semana intenso para el equipo Ares Racing, que tuvo que reponerse de un cambio de copiloto para acabar sumando el tercer podio en tres citas del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto. El piloto de Cambre afincado en Carral, Iván Ares, llegaba junto a David Vázquez con muchas ganas de pelear por la victoria en la cita asturiana, sin embargo, un contratiempo de última hora hizo que finalmente el asiento de la derecha lo ocupara José A. Pintor, que volvía a subirse al Hyundai I20 R5 del equipo Ares Racing después de más de año y medio.

 

La pandemia del coronavirus que azota a todo el mundo desde el pasado mes de marzo ha obligado al Comité Organizador del Rallye Islas Canarias trasladar la sede de la edición número 44. La situación sanitaria impone una serie de controles imposibles de implantar en el que ha sido el entorno natural de esta prueba internacional durante buena parte de su historia. Por ello, el centro operativo del rallye y las asistencias abandonan el Parque Santa Catalina para trasladarse al Estadio de Gran Canaria.