El Supercampeonato de España de Rallyes llegaba a la comarca de Ferrolterra esta semana después de pasar, por este orden, por Córdoba, Lorca, Tenerife, Arzúa y Ourense. Unos escenarios en los que el piloto que se mostraba más competitivo era, sin duda alguna, “Cohete” Suárez al volante del Skoda Fabia R5, que conseguía tres victorias de cuatro que eran posibles para él al no viajar a las islas afortunadas aprovechando la normativa de descartes que introducido esta temporada la Real Federación Española de Automovilismo.

Y parecía que nadie podía parar al asturiano porque lo ganaba todo. Daba igual que fueran pruebas del máximo campeonato de los rallyes en nuestro país o de otros certámenes. El resultado era el mismo. 

Pero en el 52 Rallye de Ferrol-Suzuki no ha tenido la suerte de cara y aunque después de los dos primeros tramos era él quien ocupaba el puesto más alto de la clasificación, en la tercera cronometrada, la repetición de Irixoa-Monfero, ya le aparecían los problemas. Una llanta del Skoda Fabia R5 se partía a la mitad y rompía un latiguillo de freno, motivo por el que tenía que hacer el cuarto y último tramo de la primera etapa, Monfero-Monfero, con sólo tres pinzas en funcionamiento. De esta manera, el actual Subcampeón de España de Rallyes se iba a dormir en cuarta posición a prácticamente cuarenta segundos de Iván Ares, que rodaba en el liderato acompañado de David Vázquez en las labores de copilotaje. 

Un liderato que ya había saboreado durante la mañana en la celebración del shakedown y que hacía presagiar que los problemas y la falta de ritmo ya eran cosa del pasado del coruñés. Y nada más lejos de la realidad. Durante toda la segunda jornada de competición no dejaba escapar la primera posición consiguiendo así la tercera victoria en el Rallye de Ferrol, una prueba en la que en 2017 festejaba la primera victoria a nivel nacional del Hyundai i20 R5, y quién sabe si esta será última con este coche. Hace unos días Ares viajaba a Bélgica para conocer el nuevo Hyundai i20 Rally2 que, con suerte, estrenará en un final de temporada en el que con esta victoria y la nueva máquina, no será fácil toserle.

Sin puntuar ni bloquear puntos en el Supercampeonato de España de Rallyes, segundo después de los prácticamente 130 kilómetros cronometrados de esta 52 edición encontrábamos a Efrén Llarena, que venía a Ferrol única y exclusivamente con la intención de rodar de cara a los próximos compromisos en el Campeonato de Europa, en el que está, ni más ni menos, que en la tercera plaza de la general con un Skoda Fabia R5, último modelo. Coche que cambió este fin de semana por un Skoda Fabia R5 de primera generación, propiedad de uno de los patrocinadores, que le sirvió para demostrar que correr un certamen internacional sirve para ser competitivo en una prueba en la que no estuviste en los últimos cinco años a pesar de que, cuando vuelves, no estrenas ningún neumático. 

Finalmente “Cohete” Suárez optaba por una táctica inteligente, y al contrario de lo que haría hasta hace no mucho tiempo, no arriesgaba demasiado en los cinco tramos del día porque a la pérdida de tiempo de ayer había que sumarle una penalización de veinte segundos nada más empezar la mañana. Así las cosas, suyos son los puntos correspondientes al tercer puesto de la clasificación que, unidos al máximo de puntos extra del TC+, le permiten poner una piedra más en el camino para conseguir el título del Supercampeonato de España de Rallyes 2021. 

En cuarta y quinta posición, Javier Pardo y Joan Vinyes, respectivamente. Los dos pilotos del equipo oficial de Suzuki Ibérica demostraban por enésima vez que los Suzuki Swift R4LLY S de la categoría Rally-2 Kit no sólo son rápidos sino también fiables. Confirmación que tenía lugar en una prueba a la que acudían a modo de preparación para el Campeonato de Europa y seguían descubriendo el funcionamiento de los nuevos neumáticos Hankook Z215.

Luis Vilariño acababa sexto esta prueba organizada por la Escudería Ferrol por delante de todo un ex-Campeón del Mundo Junior de Rallyes como es el caso de Jan Solans, que pinchaba en la primera etapa, pero aún así parece que sigue sin cogerle el punto al Citroen C3 R5 de Sports&You, el coche que había ganado con Pepe López los dos últimos años en este escenario. 

Las tres siguientes posiciones las ocupaban los tres primeros clasificados con coches 2 Ruedas Motrices. Hablamos de Roberto Blach, quien ha cogido fuerzas para la segunda mitad de la temporada al volante del Peugeot 208 Rally4 de TRS Racing Team, Alejandro Cachón y Pablo Rey. 

Mientras tanto, en la Copa Suzuki Swift el gato al agua se lo llevaba el ourensano David Cortés, que en principio iba a protagonizar un interesante toma y daca con su compatriota  Diego Félix en los tramos del sábado, pero este último se pasaba de frenada en un cruce del tramo de As Somozas y le dejaba despejado el camino hacia la victoria. Pese a ello, podía ser segundo precediendo a Diego Ruiloba, tercero absoluto y primero a efectos de Copa Suzuki Swift Junior Terra Training. 

En el Trofeo Deputación da Coruña, un certamen estatal que no puntúa para ningún campeonato, la victoria fue a parar a manos de un intratable y espectacular a partes iguales Álvaro Muñiz con un Peugeot 205 con motor de moto del fabricante coruñés Ya-Car Racing. 

 

Alberto Novoa.

media.