Por fin después de tantos meses los motores del WRC han vuelto a rugir. El Rallye de Estonia, que entraba en el calendario del mundial por primera vez, marcaba el regreso del Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA, después que el COVID-19 haya puesto el freno allá por el mes de marzo en México.