No hubo suerte. A pesar de dominar en prácticamente todos los tramos, el piloto de Pravia José Antonio “Cohete” Suárez y su copiloto, Alberto Iglesias Pin, se tuvieron que conformar con la cuarta posición final en la 53ª edición del Rallye Ourense Termal, prueba que daba el banderazo de salida al Campeonato de España de Rallyes de Asfalto.

 

El nuevo Hyundai I20 R5 del equipo Ares Racing sumó en Ourense su primer podio del certamen nacional, en una carrera en la que la dupla gallega peleó con tesón de principio a fin. El piloto de Cambre afincado en Carral, se mantuvo fiel a su gran regularidad; aunque la distancia con sus principales rivales en la cita ourensana fue algo superior a lo esperado, supo mantener la cabeza fría para acabar sumando un segundo puesto merced al pinchazo del segundo clasificado en la última especial.