Espectacular fin de semana para el piloto estonio de Toyota, ya que además de lograr su segunda victoria consecutiva tanto en el Campeonato del Mundo de Rallyes tras ganar en Finlandia, como en la cita germana, donde se impuso el año pasado con el Fiesta, el pupilo de Makkinen se postula ahora como un serio candidato a la lucha por el título tras sumar 59 puntos de 60 posibles en las dos últimas pruebas.

 

 

El piloto Estonio de Toyota, Ott Tänak, comenzará la jornada del domingo con una ventaja de 43.7 segundos con su Yaris WRC, gracias en parte a un pinchazo de Ogier en el Panzerplatte, tras el que el francés se ha detenido para cambiar la rueda, perdiendo 1m:40s con Tanäk, dejando así vía libre para que el estonio pueda repetir victoria en Alemania, tras la lograda el año pasado precisamente con el Fiesta WRC.

 

 

Dani Sordo y Carlos del Barrio ocupan la sexta posición provisional en el Rallye de Alemania, novena prueba del Campeonato del Mundo de Rallyes 2018. Después de marcar el cuarto mejor tiempo en la Súper Especial que abría el rallye ayer en St. Wendel, Dani y Carlos se encuentran enzarzados en una cerrada lucha tras siete tramos disputados de la prueba en la que se impusieron en la edición de 2013.

 

 

Tras dar un auténtico recital en la pasada cita del Campeonato del Mundo de Rallyes sobre las complicadas especiales del Rallye de Finlandia, el piloto  estonio de Toyota ha sabido adaptarse muy rápido a las no menos complicadas especiales germanas, para ser el primer líder de esta jornada de viernes, por delante de Sebastien Ogier con 12,3 segundos de margen sobre el campeón del mundo en título.

 

 

 

Después de realizar dos jornadas de test específicas a bordo del Hyundai i20 Coupé WRC, una en la zona de viñedos y otra en los peculiares tramos del campo militar de Baumholder, Dani Sordo y Carlos del Barrio afrontan esta semana un rallye muy especial para ellos, el Rallye de Alemania, en el que se impusieron en la edición de 2013.

 

 

Nueva victoria de Daniel Berdomás en la Copa Suzuki Swift, en esta ocasión el piloto local Fernando Rico fue el único que le plantó cara en unos tramos que ambos conocían. El de Ferrol es un rallye difícil y exigente para pilotos y vehículos. Y si a la combinación se añade la presencia de la lluvia, como sucedió en esta edición, la complicación sube un grado.