Vuelve el mundial de Rallyes a los rapidísimos tramos de Estonia por segunda vez consecutiva.

 

El país de Ott Tänak volverá a recibir a la caravana del WRC este fin de semana, después de un primer año en el mundial que dejó un sabor de boca casi inmejorable. Con unos tramos rapidísimo y exigentes, la prueba volverá a poner a prueba la velocidad de los mejores pilotos del mundo. 

Nosotros vamos a desgranar los detalles que no debemos perder de vista este fin de semana. 

 

Dos favoritos por encima del resto. 

 

En los días previos todo el mundo está hablando de dos grandes favoritos para esta prueba. Aunque sabemos cómo se las gastan los Rallyes, y ese punto de incertidumbre que generan, es cierto que nosotros también pensamos que tanto Ott Tänak como Kalle Rovanperä parten con algo de ventaja frente a sus rivales. El primero porque en casa siempre será el máximo favorito, aunque venga de una tremenda mala racha que puede dañar su moral, pero no se nos ocurre mejor lugar para revertir la temporada. Por su parte Kalle Rovanperä buscará esa primera victoria que se le resiste. El de Toyota tampoco está contando con mucha suerte este año, pero debe tener el gran objetivo de derribar la barrera y tanto aquí como en Finlandia tiene sus principales bazas para alcanzar esa primera victoria que tanto necesita. Tienen buena posición de salida ambos, por lo que sería extraño que estos dos marcaran el ritmo desde el primer tramo. 

Sin presencia española en la máxima categoría, también será muy interesante el papel que pueda desempeñar el sustituto de Dani Sordo en Hyundai, Craig Breen. El irlandés fue segundo aquí el año pasado, y debe buscar otra buena actuación, ya que su futuro está muy en el aire. 

 

Muchos gallos entre los Rally2.  

 

La segunda categoría tiene más nivel que nunca, y genera tanta competitividad como los poderosos WRC. En Estonia no estará el piloto que está marcando las diferencias, Esapekka Lappi y eso dará aún más emoción. Tanto Mikkelsen como Ostberg están obligados a estar delante por nivel y experiencia, pero estamos viendo últimamente como los jóvenes talentos se les suben a las barbas con frecuencia. Mikkelsen, que debería ser favorito viene con poca confianza tras varios resultados negativos, lo que nos hace no tener un favorito claro. Oliver Solberg dominó el año pasado con contundencia y seguro que estará arriba, aunque nos crea dudas si con el Hyundai podrá repetir victoria. Gryazin viene de dominar en el ERC, con un gran ritmo en Polonia y victoria en Letonia, en terrenos muy parecidos. Por lo que el ruso y su VW Polo estarán delante seguro. Otra clara alternativa tiene que ser Jari Huttunen. El campeón de WRC3 tiene que demostrar entre los “cocos” que tiene el nivel.  

 

Alexey Lukyanuk de vuelta.

 

El ruso, doble campeón del ERC vuelve al mundial varios años después de su última intentona. Para la ocasión Lukyanuk se subirá por primera vez a un Skoda. En un Rallye que conoce y se le adapta perfectamente a sus condiciones será de los favoritos entre los WRC3. Siempre ha mostrado su interés por correr el mundial y pocas oportunidades ha tenido como esta de demostrar que con un Rally2 poca gente hay más rápida que él en el mundo. Seguiremos de cerca de lo que es capaz, a ver si controla su fogosidad.

 

Pepe López único representante español.

 

El madrileño estrena copiloto en Estonia en la que probablemente sea la cita más complicada de su programa. Borja Odriozola sustituto de Diego Vallejo comenzará en un Rallye super exigente. Pepe viene de demostrar su velocidad en Portugal y de realizar un Rallye soberbio en Cerdeña, pero Estonia es otro mundo. Muchos pilotos locales partirán como favoritos y el Español debe adaptarse lo antes posible a unos tramos poco comunes en nuestra geografía. Pilotos como Marquito Bulacia o su compañero Kajetanowicz serán muy buenas referencias.

 

Mañana con los primeros tiempos, empezaremos a tener referencias y saber si nuestros pronósticos se cumplen. Rallye muy muy interesante de seguir.

 

Borja Romero.