Segunda victoria consecutiva en el Rallye de Liepaja demostrando velocidad y madurez con 18 años. Efrén Llarena 4º entre los ERC Junior1.

 

Después de sorprender a todo el mundo el año pasada consiguiendo la victoria en su primera participación internacional con el VW Polo R5, este año Oliver Solberg ha refrendado una victoria con tanto o más valor, siendo conscientes del nivel de sus rivales este año.

El Rallye se iniciaba con Nikolay Gryazin consiguiendo el mejor tiempo en la Qualifying Stage, lo que le daba al ruso de Hyundai la vitola de candidato a la victoria. En los primeros compases de la prueba fué el que más cerca estuvo de Solberg, hasta que en el TC4 una salida de pista espectacular (demasiado habitual en él) le hacía retirarse, cuando estaba a 7,4 segundos. Oliver Solberg completaba el primer día lider tras 2 scractch y con los pilotos de Citroën como máximos rivales

Como se esperaba tanto Mads Ostberg como Alexey Lukyanuk tenían que ser dos de los favoritos. Ambos con dos C3 R5 (aunque gestionados por equipos diferentes, PH Sport y Sainteloc) intentaban seguir el ritmo del adolescente Solberg, pero no podían. Ostberg desde el inicio comentaba que estaba en Letonia trabajando para mejorar el coche de cara a Estonia, y aunque intentaba por todos los medios dar caza al VW no quería asumir excesivos riesgos, cedía 10 segundos al final de la primera jornada. El ruso por su parte ya empezaba el Rallye con dificultades. Una mala posición de salida le impedía competir en igualdad de condiciones y le hacía pensar más en el campeonato. Aún así un scratch en el último tramo unido a un mal tramo de Solberg, lo dejaban a 16 segundos para el segundo día.

El domingo arrancaba con scratch de Ostberg, que superaba a Solberg por una sola décima. Pero fué un espejismo, y en los dos siguientes tramos del bucle Oliver conseguía dos contundentes scratch que dejaban a Mads a más de 22 segundos y a Lukyanuk a 32. El Rallye estaba listo para sentencia a falta de 3 tramos.

No lo tendría tan fácil Oliver, pues en el primer tramo del último búcle sufría una pequeña pérdida de potencia que le hacía perder 5 segundos. Sólo quedaba en anécdota ya que en los dos últimos tramos Solberg con el coche en perfecto estado conseguía otros dos scratch y una victoria espectacular. Cada uno con objetivos distintios Mads Ostberg y Alexey Lukyanuk completaban el podium manteniendo las distancias con respecto al día anterior. Los dos pilotos de Citroën tenían un buen Rallye, aunque a ambos les faltaba ese extra para luchar por la victoria.

4º final acababa un Eerik Pietarinen que completaba un Rallye sin mayores contratiempos. Sin la velocidad para luchar por el podium, pero demostrando regularidad y consistencia. Pietarinen acababa por delante de los dos pilotos de MRF Tyres. Tanto Craig Breen como Emil Lindholm esperaban más de esta prueba seguro, pero no se mostraron tan competitivos como desearían. El sábado sin problemas rodaban a 30 y 37 segundos respectivamente del lider, consiguiendo Lindholm un segundo mejor tiempo en el TC3 que lo acercaba a la cabeza pero perdiendo mucho en el último tramo por un trompo. El domingo empezaba con una ligera salida de pista también para Lindholm que ya lo descolgaba de la lucha por el podium. Por su parte Breen se manteía 4º hasta que un pinchazo también le arruinaba el Rallye, cediendo más de 40 segundos y teníendo que remontar.

 

 

Efrén Llarena y Pep Bassas completan un dificil desafío.

 

Que iba a ser un Rallye complicado para los españoles ya lo teníamos claro desde antes de empezar. Pero las sensaciones son muy positivas una vez concluída la prueba. Efrén Llarena y Sara Fernández tenían que lidiar desde el principio con una mala posición de salida. Tras quedar 12º en el Qualifying Stage tenían que salir a los tramos el sábado en 4ª posición, lo que les hacía ceder bastante tiempo (hablaremos en otro momento del orden de salida del ERC). El primer día acababan 13 de la general lejos de rivales como Munster o Erik Cais. El domingo con una posición mucho mejor, completaban todos los tramos dentro del Top Ten y su ritmo era completamente diferente. Esto les hacía escalar posiciones hasta la 9ª de la general y 4ª entre los ERC Junior1. Sumando puntos muy interesantes para el campeonato y acumulando Km y experiencia en tierra con el C3 R5. 

Por su parte Pep Bassas y Axel Coronado volvían a tener mala suerte con los pinchazos al igual que en Roma. Pues el primer día tenían que volver a cambiar una rueda en tramo, lo que les hacía hundirse en la clasificación. Al igual que Efrén, con el paso de los kilómetros aumentaba el ritmo. Aunque medirse con los nórdicos en su primera salida a un Rally de este estilo era casi imposible, Bassas realizaba cronos muy cercanos de sus perseguidores, acabando el Rallye haciendo un 5º puesto en el último tramo a 0,5 seg/Km del mejor tiempo. Finalizaba 7º en el ERC Junior3 en la que seguramente, era la prueba más exigente de la temporada.

 

 

Borja Romero.