Desde que el copiloto gallego se ha sentado a la derecha de Dani Sordo, lleva tres podiums de cuatro participaciones.

La posibilidad era real, los aficionados gallegos estábamos entusiasmados con ver de nuevo a un gallego en el pódium de nuestro Rally de "casa". Cándido Carrera debutaba en esta temporada 2022 junto a Dani Sordo en su programa parcial con Hyundai dentro del WRC, y lo hacía en un Rallye en el que Dani ya había realizado grandes actuaciones anteriormente, y las posibilidades de subir al cajón estaban ahí.

Para Cándido podía ser su primer pódium en una prueba, que como muchos aficionados, él también cruzaba la frontera para ver por primera vez a los pilotos del Campeonato del Mundo.

El Rallye no iba a ser nada cómodo para la pareja española, ya desde la primera SS en Coimbra. Aquí cometían un pequeño error en una rotonda, fruto de la falta de concentración que decía Sordo, al estar demasiado pendiente de las reacciones de su nuevo coche. Porque hay que recordar que esta era la primera prueba con el  Rally1 de Hyundai, y llegaban a Portugal con una sola jornada de test y poco más de 100 kilómetros a sus espaldas

En los tramos del viernes en la zona de Arganil empezaron con resultados discretos. Dani y Cándido querían aprovechar su retrasada posición de salida para atacar y situarse delante, pero ni los tramos se limpiaban tanto como en otras ocasiones, ni ellos eran capaces de sacar todo el rendimiento al Hyundai. Aún así, gestionando de forma brillante los neumáticos para no pinchar, y manteniendo un ritmo constante aprovechaban los errores y problemas de los demás para acabar el viernes en tercera posición, y como mejor Hyundai.

El sábado más de lo mismo, aún sin encontrar el "feeling" perfecto, lo daban todo para intentar aguantar los ataques de un Takamoto Katsuta que estaba haciendo un Rally sensacional, y les robaba la posición de pódium a final de día. Hyundai estaba en problemas, sus pilotos Tänak y Neuville se quejaban del rendimiento de un coche, que frente a los Toyota no podía hacer nada. El propio Cándido nos comentaba que aún no eran capaces de sacar todo el rendimiento de un coche muy nuevo para ellos. Dani no se sentía cómodo con la entrega de potencia, hay que entender el empuje del sistema híbrido-decía el cántabro.

Para el domingo no quedaba otra que jugarsela para subirse al pódium. Empezábamos la jornada 5,7 segundos por detrás de Katsuta, que sin duda era el objetivo. En felgueiras esa renta se reducía considerablemente a sólo 1,2 segundos. Pero en el resto de los tramos el piloto de Toyota se defendía con uñas y dientes, llegando al último tramo separados por 2,2 segundos a favor del nipón. En la "Catedral" de Lameirinha Dani y Cándido salieron en modo ataque total y se la jugaron, Katsuta lo intentó con todo y aún así los españoles le sacaban a final de tramo 4,3 segundos y le arrancaban el pódium final. Sólo un estelar Kalle Rovanperä fué más rápido que ellos en la Power Stage, superando a sus compañeros de equipo, lo que da muestras de lo que arriesgaron en este tramo.

 

La pareja española celebró este nuevo pódium con gran efusividad en la meta del último tramo. Muy especial para el copiloto de Salvaterra de Miño, al estar tan cerca de casa y con su gente siguiendolo. Además de ser el primero de esta nueva generación híbrida para ellos.

Siguiente parada Cerdeña, ni que decir tiene que allí volverán a ser unos de los claros aspirantes a todo, Dani sabe lo que es ganar allí dos veces, y junto a Cándido buscarán algo más que el pódium. Veremos si los Hyundai dan un paso adelante, y con algo más de conocimiento del coche los españoles pueden brillar.

 

Borja Romero.