La segunda jornada del Rallye de Finlandia ha vivido otro día de espectáculo y emoción en la lucha por la victoria, siendo el piloto estonio de Toyota, Ott Tänak, líder al final del día, con un margen de 16,4 segundos con Yaris WRC sobre Esapekka Lappi. El compañero de equipo de Tänak, Jari-Matti Latvala, siguió al piloto del Citroën C3 por 12,4 segundos en la tercera posición.

 

 

El piloto de Toyota y héroe local , Jari Matti Latvala, ha finalizado la primera jornada del Rallye de Finlandia en lo más alto de la clasificación general.  Latvala era el más rápido en seis de los diez tramos del día en los bosques de los alrededores de Jyväskylä, pero a pesar de imponer un ritmo elevadísimo, no ha sido capaz de abrir hueco entre sus rivales, quedando bien claro que la emoción por ver quien se lleva la victoria este fin de semana está servida.

 

 

Tras la disputa del shakedown esta mañana, donde Ott Tänak ha marcado el mejor tiempo seguido de los Hyundai de Neuville, Breen y Mikkelsen, esta tarde daba comienzo la primera especial, donde el piloto belga Thierry Neuville marcaba el mejor crono y se situaba líder de la prueba, siendo el más rápido en los 2,31 kilómetros de la especial Harju de superficie mixta superando en 0,7 segundos del estonio.

 

 

El líder del Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA ha marcado el ritmo esta mañana en el shakedown del Rallye de Finaldia, marcando el mejor crono en la corta especial de 4,26 kilómetros de Vesala. Tänak abrió su cuenta con el mejor tiempo con su Yaris en la primera pasada y luego rebajó más de un segundo en el siguiente paso sobre las lisas pistas de tierra, para marcar el tiempo definitivo en su tercera y última pasada al tramo de pruebas.

 

 

El Rallye de Ferrol disputado el fin de semana marcó el final de la primera mitad de la temporada. Una vez más, la cita ferrolana, que celebraba sus bodas de oro, estuvo marcada por la dureza de sus tramos y por unas condiciones muy cambiantes, ya que durante la mañana del sábado, la lluvia hizo acto de presencia para añadir, si cabe, un punto más de emoción a una cita que estuvo marcada por la igualdad.