La cita sobre asfalto tendrá lugar del 19 al 22 de noviembre, sustituyendo al Rallye de Japón como octava y última prueba de la temporada. El regreso de Japón al WRC después de un paréntesis de 10 años ha sido lamentablemente cancelado debido a las políticas de restricción de entrada en la frontera impuestas por el gobierno debido a la pandemia Covid-19, convirtiendo así a Bélgica en la 34ª nación en organizar una prueba del WRC desde que la serie comenzó en 1973.