Surhayén Pernía y Rogelio Peñate han dejado atrás el fallo técnico que les retrasó en el Rallye Islas Canarias. Los de Hyundai han podido disfrutar en plenitud del Hyundai i20 R5, y aunque el tiempo perdido durante la segunda sección nocturna de la primera etapa los descolgó de la lucha por la cabeza, el rendimiento del coche y la forma en que el equipo se ha sobrepuesto a esos inconvenientes en una fase crítica del campeonato, hacen ser optimistas para las siete pruebas que aún hay por delante.

 

 

Casi sin descanso tras la primera de las dos cita del certamen nacional en las islas afortunadas, los vigentes Campeones de España de Rallyes de Asfalto disputarán este fin de semana el Rallye Villa de Adeje. La cita tinerfeña marcará el fin del periplo insular para el equipo Ares Racing, que intentará sumar un buen resultado para afrontar al regreso a la Península con un buen botín de puntos.

 

 

Víctor Senra, a los mandos de un Ford Fiesta R5 será el primer piloto, de los 150 inscritos, en tomar la salida en el 52 Rallye Recalvi Rías Baixas. El actual campeón gallego de rallyes llega a la tercera prueba del certamen regional en el segundo puesto de la general provisional pero a tan sólo seis puntos de Iago Caamaño, que lidera la clasificación tras ser tercero en el Rallye de A Coruña y ganar el de Noia.

 

 

El periplo insular del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto se completa este fin de semana, con la disputa de la cuarta prueba de la temporada; la segunda en apenas cinco días que van a abordar los contendientes al título, entre ellos, el abanderado de Llanes Motorsportdentro del certamen nacional, Miguel Fuster, que vuelve a defender en Tenerife sus galones como líder del CERA.

 

 

Resultado agridulce el obtenido por el equipo Suzuki en el 42 Rallye Islas Canarias. Tras liderar la categoría N5 durante la primera etapa y lograr finalizar el día en la octava posición en el Campeonato de España en un rallye con una lista de inscritos plagada de R5, Joan Vinyes y Jordi Mercader se veían obligados a abandonar tras sufrir una salida de carretera en el tramo de Arucas, primero de la segunda etapa. En un frenada, Joan golpeaba el muro y aunque el coche no sufría daños en su mecánica, no podía continuar.